lunes, 24 de agosto de 2009

Sin ganas

Pues hoy no tengo ganas de contar nada.

Hasta mañana.

7 comentarios:

Emma dijo...

pues muy bien, uno tiene derecho al ostracismo.
te mando un beso

Antonio Feliu dijo...

No sería el término adecuado, pero lo entiendo.

Libertad dijo...

Y contarte ¿te podemos contar?
Claro que yo no puedo contarte nada sobre tu enfermedad, ni sobre ninguna. Te he dicho que soy una ignorante a nivel anátomico, además de a otros niveles por supuesto. Hace poco alguien me habló de "la pleura" y yo pregunté ¿y eso donde está?. Me lo dijeron, pero se me ha vuelto a olvidar. Esto del cuerpo humano me queda grande para mi entendimiento, siempre pienso en los coches y en tantas cosas que por mas que me las expliquen no las recuerdo ni entiendo como funcionan. ¿Porque, vamos a ver?
¿Alguien ha visto algo mas complicado que el cuerpo humano?
Por favor, es un verdadero lío. Ya se que soy muy mayor para decir estas cosas, pero cuando pienso en el cuepo humano siempre me acuerdo de aquella serie de la tele donde todos los bichitos iban vestidos de blanco y recorrian docenas de carreteras por dentro del organismo con una velocidad de vértigo.
Lo dicho esto es un lío y eso que no me he metido ni con el cerebro ni con el espíritu sentimental del humano. Tengo una amiga que tiene problemas de amor y está probando además las primeras muestras del nido vacío (hijos independizados, o sea que lo está pasando fatal. Por tanto está visto que de una forma u otra todo está conchabado para que el estar vivo, sea un verdadero lío y cientos de complicaciones que no todos entendemos.
Bueno si lo que querías era no leer nada, yo me he lucido.

Antonio Feliu dijo...

A mi personalmente me gusta leerte, serías una buena bloguera.

Esa serie me apasionaba. Cuando tuvo edad, se la compré también a mi hijo.

Erase una vez ... el cuerpo humano

Libertad dijo...

Gracias por lo que a mi vanidad importa.
Tengo algún blog, pero mis blogs nunca tienen éxito, no se de nadie que los lea o tal vez yo no se divulgarlos debidamente.
Además mis escritos que son muy personales y siempre rayando en la frivolidad de mi visión de la vida ¿a quien van a interesar? Llevo por este planeta 70 años y tengo comprobado que a partir de una determinada edad, interesamos poco e interesan poco las apreciaciones o comentarios de una cierta gente que parece ya estamos fuera de contexto.
Si pudiera me encantaría hacer ver a la gente que al igual que todo cambia, el sentido de la vejez, de la senectud, de la ancianidad está cambiando a marchas forzadas. Cuando sale una noticia y dice: "han atropellado a un ancian@ de 70 años", me encantaría ponerme en contacto con el periodista y decirle: Oye, mírame ¿de verdad crees que yo soy una anciana? Cambia el chip hijita que te estás quedando inalbis. Pero hoy en día estas cosas están consideradas lecciones y ya sabemos todos que la docencia hoy está fatalmente tratada y considerada.
Así que si no es tratar sobre experiencias y situación de una setentona de esta primera generación de mayores completamente en perfecto estado mental y físico (vendrán más, tan pronto los humanos entiendan que hay que tomarse las cosas con calma y no correr, porque el camino es muy largo), mas no puedo aportar. Y lo tengo comprobado, la buena vida no es del interés de nadie, lo que siempre interesa es comprobar que alguien está peor que un@. Ya se sabe lo que prima es la Ley de Consuelo por comparación.
Saludos afectuosos.

Antonio Feliu dijo...

Si quieres puedes poner aquí la dirección. Estoy seguro que no soy el único al que le gustaría leerte.

Seguro que puedes aportar mucho. Segurísimo

Emma dijo...

pues, cuando pensé en ostracismo pensé en encerrarse como una ostra, no tenía idea de todo lo que informas. Normalmente uso una palabra y luego la busco en el diccionario, esta vez no lo hice. Touchée. jajaja
gracias por desasnarme.
Beso