viernes, 8 de octubre de 2010

Teorías

Hay algunas teorías que apuntan a que enfermedades que atacan al sistema inmunológico como la esclerosis múltiple, pueden estar provocadas involuntariamente por el propio paciente como respuesta a un desajuste emocional. Vamos, como un “suicidio alegal” en el caso de las enfermedades que acaban en muerte, o como una “auto tortura” para las enfermedades que no acaban en muerte, pero duran hasta el final de la vida. He estado pensando mucho al respecto y en principio hay que tener en cuenta que el cerebro solo trabaja a un diez por ciento de su capacidad, con lo cual seria plausible que generase enfermedades; por lo tanto si las puede generar, también podría atajarlas. Por todo ello, si fuese así, sería necesario en primer lugar un buen trabajo de zapa psicológica para “ajustar el posible desajuste emocional”.

Varias veces he hecho mención a esa teoría. Teoría que puede rebatirse tal como dice un afectado: si hace 300 años no existían enfermedades como la fibromialgia, la esclerosis múltiple, la sensibilidad quimica ambiental y resto de enfermedades "modernas" es porque no son producidas por factores emocionales.

También muchas personas reflexionan en el mismo sentido que lo hace el mismo afectado, con este razonamiento: Todas las enfermedades de ese tipo y la EM tienen su origen en el cambio medio ambiental y alimentación antinatural que tenemos. Por ejemplo comida transgenica, campos electromagnéticos, polución ambiental, pesticidas, comida procesada a la que le incorporan toda clase de venenos industriales. Vivimos, nos alimentamos, nos vestimos, nos bañamos, respiramos, bebemos, nos medicamos, con productos tóxicos. ¿Alguien pensó que no lo pagaríamos?

Pero yo, como afectado de E.M. que quiere volver a recuperar su vida, y ve que los médicos no le solucionan nada ¿qué creo? ¿qué hago? Perdonar la expresión, pero los científicos, médicos o investigadores clínicos, no tienen ni puta idea del origen o no quieren admitir otras teorías como la del Doctor Zamboni.

Y seguir perdonándome expresiones, pero nosotros y me pongo yo el primero, somos a veces más tercos y mulas que algunos médicos. Nos quejamos y quejamos (sigo poniéndome primero), pero muchas veces nos negamos a probar cosas bien simples y sencillas. Ya no hablo de seguir dietas recomendadas para la E.M. (hay mogollón), si no de cosas tan sencillas como ésta que me ha mandado nuestra colegui Annie. Y yo si voy a probar esto que viene en esa lista: un vaso con una cucharada de miel y espolvoreado de canela todos los días al levantarse y a las tres de la tarde, cuando la vitalidad del cuerpo empieza a disminuir, incrementa la vitalidad del cuerpo en el espacio de solo una semana. Espero recibir energía y así contrarrestar pereza.


Pero volviendo a lo que ME INTERESA, ¿qué creo? ¿qué hago? aparte de lo que estoy haciendo, claro.

2 comentarios:

Emma dijo...

Toni, menudo tema.
Yo he optado por ocuparme del origen de MI esclerosis dada la ineficacia de los “especialistas”.
He tenido la suerte de comprobar la estenosis en una de mis venas del cuello y estoy esperando hacerme la intervención para destaparla, pero no creo que ese sea el final del problema: por algo se apretó.
Por lo tanto sigo con el tratamiento que yo creo, por mi cuerpo y por mi historia, que es el que me ayudará y creo que cada uno debe hacer lo mismo.
Ayudaría que los neurólogos no sean tan tercos, pero es lo que hay.
Esta “enfermedad” es multicausal y muy lucrativa (como el cáncer) con la ventaja, para quienes lucran con ella, de que los pacientes no mueren de esto.
Sigue como vas que vas bien y trata de conseguir un eco doppler de tus venas.
Beso.

annie dijo...

Gracias Toni por anotarme en tu blog., yo también estoy haciendo lo del vaso de agua con miel de abeja y canela, si no nos hace bien, no nos hará mal. Espero sea bueno............
Besos
Annie