viernes, 10 de febrero de 2012

¿Se me va "la olla"?

repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición... repetición...

3 comentarios:

Emma dijo...

ya que hablas de olla...

El estudio más importante que se ha realizado para demostrar la incidencia negativa de las grasas saturadas en la Esclerosis Múltiple, ha sido llevado a cabo por el neurólogo Prof. Roy Swank de Portland (Oregón). En el citado estudio ha seguido durante 34 años a 144 pacientes con Esclerosis Múltiple y fue publicado en 1988. ¡Al día de hoy la medicina alopática sigue despreciando el impacto de la dieta en la estrategia básica para contener la enfermedad!

Anónimo dijo...

¿NO estarás hablando de la repetición de ejercicios? El ejercicio es bueno tanto para el cuerpo como para la mente. OLGA

Antonio Feliu dijo...

Si Olga, acertaste.