miércoles, 7 de marzo de 2012

El pastorcillo y el lobo

A mí, me pasa con los ejercicios. como al pastorcillo con el lobo. Ya, ni yo mismo me creo.

Alguna vez he puesto aquí la etimología de diferentes palabras. Siempre me ha gustado conocer y saber. Pues el otro día, buscando Viático, se me ocurrió:

Yo tengo que "reemprender por enésima vez" el viaje o camino de mi puta recuperación (perdonar la expresión, pero estoy muy cabreado "conmigo mismo"). Yo, al contrario que para el viaticum, solo necesito ánimos y esfuerzo. O la última comunión me la tendré que auto-administrar yo solito. Mi hades, está aquí y ahora.

En lugar de Hermes o Mercurio, mis psicopompos tienen que ser, como he dicho: el ánimo y el esfuerzo.

Mi laguna Estigia, ese lugar entre vivir o morir, debe ser para mi, una realidad firme y estable, donde pueda recuperar mi YO, y no tener que esperar a Caronte.

1 comentario:

Emma dijo...

jajajaja! menos mal que soy una fanática de la mitología griega! sino tu entrada de hoy sería chino básico (o avanzado, me da igual)
Ahora, poniéndome seria (a veces me pasa) tienes que olvidar todas las estúpidas teorías de quienes dicen NO SE SABE, NO SE CURA, NO SE ALIVIA (PERO NOS LLENA DE DINERO)" y mirar dónde estás ubicado para cambiar de lugar.