jueves, 12 de noviembre de 2009

Con mucho trabajo

Curiosidades de la atmósfera, (no E.M.)

Para adelantar la visita a la UNIDAD DE ESCLEROSIS, he tenido que enviar por fax los informes de urgencias. Siguen sin estar interconectados.

La semana próxima también tengo visita con el psiquiatra.

El impacto de las recaídas en la esclerosis múltiple disminuye con el tiempo.

Una terapia podría tratar la grave debilidad muscular asociada con una variedad de trastornos neuromusculares, como la esclerosis múltiple y la distrofia muscular, patologías que disminuyen de forma considerable la calidad de vida de los afectados.

Ayer vino a despedirse el T.F. Hay que pensar que hicimos una buena amistad. Año y medio ha venido. Hemos mantenido más conversaciones en ese tiempo, que muchas parejas.

Me voy a "atrever" a comentar un tema que he sugerido en privado a algunos afectados de E.M. que habían perdido totalmente la movilidad en una extremidad, y poco a poco la van recuperando. Eso si, dedicando cada día tiempo que tiene que ir aumentando. Requiere la máxima dedicación posible y si es en una pierna, la ayuda de otra persona. IMPORTANTE: No se tiene que haber perdido totalmente la sensibilidad.

Se trata de "despertar" el sistema nervioso, para que éste a su vez, impulse la musculatura. Voy a poner un ejemplo. Pierna derecha no movilizable, pero si con sensibilidad. Sentada la persona en una silla, poner la pierna en la máxima horizontalidad posible dejando el pie desnudo. Preparamos unos cubitos de hielo, una pequeña palangana con agua muy caliente y una esponja o manopla; también un cuchillo, preferiblemente dentado o de sierra. Tiempo para cada acción, el máximo posible e ir insistiendo día a día. Vamos alternando el pasar los cubitos por la planta del pie, la esponja mojada en agua muy caliente y el filo del cuchillo, así como la punta. Cuando se note una pequeña reacción, insistir con la acción que la ha ocasionado. Parece que se obtiene mejores resultados con los cubitos y con la punta del cuchillo.

Pero ya digo, requiere días y horas diarias. Es absurdo querer "PONER EN MARCHA" algo "oxidado", en pocos minutos.

El día que empecéis a notar reacción, que será muy probablemente una retracción muscular, con lo que la pierna se encogerá, tenéis que "alargar" ese movimiento. Si sois perseverantes, SE CONSIGUE.

Y perdonar si me pongo pesado, pero si no se ha perdido la sensibilidad, se recupera movilidad, por mucho tiempo que se haya pasado inerte la extremidad. Pero horas y días de "trabajo".

5 comentarios:

Cassiopeia dijo...

Tony, sinceramente, me contagias con tu animo.
Me siento honrada de conocerte y leerte.
Un abrazote

annie dijo...

Tony:
Gracias por tu impulso, creo que todos los que te leemos nos sentimos animados.
Seguiré tu ejemplo.
Un besoteeeeeee.
Annie

Anónimo dijo...

Hola Toni, como van tus problemas de visión, han remitido ya?

Un saludo fuerte.
Marta.

Antonio Feliu dijo...

Hola Marta, si, vuelvo a estar operativo visualmente al 100%

Un beso
Toni

auroraines dijo...

Hola, estaba comentando antes y se cerró la página.
Estuve leyendo algunas de tus entradas, volveré a leerte y ya te agrego a mis blogs que sigo.
Toda la información que compartís sirve de ayuda para otras personas que padezcan esclerosis u otra enfermedad, no dejándose caer y luchando para que no avance.
Tengo a alguien que quiero con esclerosis dérmica y reconozco que soy muy cobarde para ver el sufrimiento.
Tu blog me va a ayudar.
Un abrazo grande