lunes, 16 de mayo de 2011

Autonomía

Mi mano izquierda poco a poco va recuperando más autonomía. Otro ejemplo: Hago un ejercicio estando tumbado en la cama y antes necesitaba para la izquierda, el apoyo de la derecha; pues ahora ya no es necesario.

¡Ha quedado como una disertación política!

Hoy no he estado inspirado para la novela.

2 comentarios:

Emma dijo...

me haces reír: para la izquierda, el apoyo de la derecha
jajajajaajaaj
dime: tu puedes echar la cabeza hacia atrás? hasta dónde?

Antonio Feliu dijo...

Hola Emma, puedo moverla bien. En ese aspecto estoy al 100%