martes, 10 de mayo de 2011

Experimento físico



Creo que no tendría que al menos este experimento realizarlo, si en su día hubiese continuado utilizando más la mano izquierda. Pero ..."a toro pasado"...

Resulta que con la mano izquierda, tiempo atrás podía coger sin ningún problema la botella de agua que siempre tengo conmigo, pero por la falta de uso, perdí esa "normalidad". Luego, a fuerza de machacar y machacar, volví a recuperarla, pero posteriormente y por lo mismo, por la falta de uso, volví a perder la "normalidad".

No sé porque puñetas, no persevero más en la utilización de la mano izquierda, y ello me lleva luego a pillar descomunales cabreos.

De todo ello, el título de la entrada de hoy. He comenzado esta mañana a retomar el uso de la mano izquierda para coger la botella de agua y es alucinante como sin quererlo, la mano agarra con tal fuerza la botella, que poco me va a durar, ya que el plástico se va a ir agretiando rápidamente.

El mayor problema es el movimiento coordinado de levantar el codo y hacer el juego de muñeca a la vez, para llevármela a la boca e inclinarla. Aprovecharé que hoy viene la fisio para preguntarle si hay algún ejercicio pasivo que pueda realizarme mi cuidadora para acelerar la recuperación de ese movimiento. 

También vuelvo ahora a recuperar (otra vez más) el dormir del lado derecho.

3 comentarios:

Emma dijo...

Toni, cabrearte es justamente lo que tienes que evitar, cuando te cabrees piensa "OMMMM" aunque no creas en eso (yo tampoco creo)tengo un post sobre la ira y lo mal que le hace al organismo, luego te lo busco, Ommmmmmmm...
(te lo dice una experta en cabreos)

Emma dijo...

aquí está "la ira" ommmmmmm!
http://enbuscadelequilibrioperdido.blogspot.com/2009/08/la-ira.html

Antonio Feliu dijo...

Muchas gracias, Emma, tan solicita como siempre.

Besitos
Toni