lunes, 13 de octubre de 2008

Simplemente no tengo ganas

Desayuno:
-Sardinas en tomate.
-Pan.
-Café con leche.

Como paso todo el finde en la cama, me queda la duda el lunes por la mañana de si podré hacer las transferencias solo. La respuesta: si, he podido.

¿No tenemos bastante los enfermos de esclerosis múltiple con la dichosa enfermedad? que además ¿hay que batallar con políticos?

De todos modos, lógicamente solo no pasa eso en España, por desgracia en otros países de los llamados “menos avanzados” la situación de los enfermos de esclerosis múltiple es peor; aunque poco a poco se van consiguiendo logros sociales y asistenciales, como en el caso de Méjico.

Comida:
-Ensalada de bacalao y naranja.
-Pan.
-Café con leche.

Ahora voy con un tema un poco escatológico, pero necesario que lo trate, ya que un problema que padecen afectados de esclerosis es el control de esfínteres. Tiene que quedar muy claro, que hay diferentes tipos de esclerosis y que dentro de cada tipo de esclerosis, no siempre hay los mismos síntomas.

Yo, como ya he comentado alguna vez, no tengo problemas esfinteriales. Más bien al contrario, he conseguido controlar el horario. Pero mejor me explico desde el principio.

Cuando estuve en el Hospital de Sant Rafael, en la Unidad de Psiquiatría, hasta el séptimo día no conseguí ir al baño, supongo que fue por el tema nervios, ya que antes, era de ir a diario. En el mes que pasé allí, no conseguía el regular mi metabolismo, ni por días ni por horario. Estuve luego en el Vall d´hebron, donde empecé a regular por día, pero no por horario. Conseguí ir al baño a diario, pero unos días por la mañana, otros por la tarde.

Ya me centré como siempre, yendo al baño a diario y por la mañana, cuando llegué al Pere Virgili, todo el tiempo que estuve allí y también el que pasé en el Sant Jordi. Luego los dos días que pasé en la residencia tercermundista ni fui al baño. Mejor dicho, fui pero no conseguí hacer nada.

Al llegar a casa y hasta que tuve la silla verde, fue un descontrol, pero una vez llegó la silla verde, todo ha vuelto a su cauce dicho en ambos sentidos. Voy de lunes a viernes por la mañana al baño y los fines de semana no. Pero no es que lo haga en una cuña, simplemente no tengo ganas. No se como lo hago, simplemente los findes no tengo ganas. Lo mismo que controlo eso, lo mismo que controlo los clonus, quiero controlar el volver a caminar.

Cena:
-Sopa de letras.
-Hamburguesa plancha.
-Pan.
-Café con leche.

Bueno, espero no haber resultado muy escatológico. Hasta mañana.

2 comentarios:

Eduardo dijo...

¿Qué es la silla verde?

Antonio Feliu dijo...

http://www.ortosoluciones.com/components/com_virtuemart/shop_image/product/8c5bce4e86e0bef68c38adf6596a7f15.jpg