lunes, 29 de junio de 2009

Mañana productiva

Ésta mañana ha sido muy productiva. Nada más llegar la chica que me ayuda, me ha puesto los electroestimuladores en los cuadriceps. Mientras los tenía puestos, me estaba yo afeitando, y ella me hacía estiramientos de los dedos de la mano izquierda. Tres tareas a la vez.

Sobre los estiramientos de los dedos de la mano izquierda, comentaros que el sábado hice que me los realizase, pero en plan extremo, o sea, estirar el dedo hacia atrás, hasta donde ya empieza a hacerse inaguantable el dolor, aguantar durante cinco o seis segundos y pasar a otro dedo. Y ayer domingo notaba los dedos menos agarrotados y más "sueltos". Por eso hoy hemos repetido.

Sacrificio, esfuerzo, ejercicio, ilusión, recuperación.

Encima de mi cama hay una ventana con persiana. Estando acostado, la ventana siempre he podido abrirla porque la maneta me queda al alcance de la mano; pero no así la persiana ya que la tira para bajarla queda un poco separada de la cama y más alta que la maneta de la ventana. Antes de salir de casa para el periplo hospitalario, sí llegaba, para bajar la persiana desde la cama, pero desde que llegué hace 10 meses, lo intentaba e intentaba y nada. No podía por falta de "elasticidad". Pues ayer, volví a intentarlo y ya puedo llegar nuevamente. Otro movimiento reencontrado. Hasta mi madre se ha sorprendido.

Otro día en positivo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ola me llamo lorena y hace unos meses me diagnosticaron la enfermedad. al principio y de vez en cuando me da un poco de bajon pero al indagar por internet y ver todo este esfuerzo que haces pues es como que me das fuerzas al futuro porque a mi solo me handado dos brotes y no se, de verdad gracias

NENA dijo...

Yo llevo 8 años con este "rollo", y ahora me parece que todo se derrumba cuando tengo que utilizar bastón para andar por la calle; me gsutaría pensar como tú; cualquier mañana puede ser productiva

Antonio Feliu dijo...

Hola Lorena, lo de los bajones es algo muy normal, simplemente tenemos que intentar no dejarnos llevar por ellos. Y no olvidar que nosotros somos los perjudicados por la enfermedad. No dudes que aquí tienes alguien para lo que pueda ayudar. Yo por desgracia me "comí solito", una depre de tres años y eso no debe ser así.

Por lo tanto aquí me tienes.

Un abrazo
Toni

Antonio Feliu dijo...

Hola Nena. No soy nadie para dar consejos, más que nada porque igual perjudica más que ayuda, pero yo te comento que por mi propia experiencia: machacaría mucho el ejercicio para no perder fuerza muscular y evitar acabar en silla de ruedas.

Cada día me arrepiento de los 3 puñeteros años que pase sentado por la jodida depre y sin hacer ejercicio. Se que no fue mi culpa, pero...

Yo es lo que haría. Bueno, ya ves, que lo voy haciendo.

Un beso y muchos ánimos