viernes, 4 de septiembre de 2009

La E.M. en el cine

El 13 de mayo de éste año, entre otras cosas, escribí lo siguiente: Poder estirar plenamente la columna. Notar el arco de la planta de los pies. Ésta última sensación (notar el arco plantar), sólo quien la pierde y luego la vuelve a recuperar, sabe lo que se siente. Es como volver a un pasado, del que su recuerdo se encuentra en algún rincón del cerebro. Sabes que esa sensación que sientes, es la misma que experimentaste la primera vez que con un año, tu cuerpo se aguantó erguido por primera vez en tu muy, muy corta vida. Por supuesto que no lo recuerdo, pero lo se. Se que sentí esa sensación del peso de mi cuerpo, como encima de dos pequeños puentes que son los arcos plantares.

Hoy he vuelto a notar el arco plantar. Es señal de "asentamiento" de mi cuerpo. Buena señal.

Se me olvidó ayer comentar, que cuando vino el médico para la valoración de cara a la fisioterapia, al decirle que me aguantaba en pie, me dijo que igual me aguantaba por los huesos, que a lo mejor no tenía fuerza en los cuadriceps. Me "hinche" de orgullo cuando le dije que cuando me ponía en pie, hacía sentadillas. Claro está, sujetándome con las manos.

Cabe destacar que la esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro y médula espinal, las cuales cuentan con fibras nerviosas que están envueltas y protegidas con mielina, sustancia que facilita la conducción de los impulsos eléctricos entre ellas. Si ésta es destruida o dañada la comunicación eléctrica, desde y al cerebro, se interrumpe; la medicina hiperbárica crea un ambiente favorable para la reparación de la mielina, al mismo tiempo que reduce la sobreactividad del sistema inmune que es causante de daños a dicha sustancia.

No me gustan las pelis lacrimógenas, pero como ésta tiene como parte de argumento la E.M....

Otra película con trasfondo E.M. Christine, enferma de esclerosis múltiple, será la protagonista del milagro, al conseguir levantarse una noche de la cama por sí sola y andar y mover sus manos como si la enfermedad nunca hubiera existido.

Investigadores suecos financiados con fondos comunitarios han descubierto que fumar tabaco aumenta el riesgo de padecer esclerosis múltiple(EM), mientras que con el rapé no ocurre lo mismo. Los hallazgos de su investigación se han publicado en la revista Neurology.

Hasta mañana.

2 comentarios:

Emma dijo...

Por lo que veo tu propósito de levantarte en esta cuenta regresiva al 1 de enero de 2010 se cumplirá sin lugar a dudas.
qué bueno, pondré en práctica eso de sentir las partes dormidas de mi cuerpo, a ver si las despierto con mi consciencia.
Beso.

(y luego, me invitarás a bailar)

Antonio Feliu dijo...

Eso está hecho