miércoles, 14 de octubre de 2009

Puntos de presión

Cuestación de la Asociación de Esclerosis Múltiple del Campo de Gibraltar.

La Agencia Española del Medicamento ha autorizado la ampliación de de la indicación de acetato de glatiramero inyectable (Copaxone®), Teva Pharmaceutical Industries, para el tratamiento de pacientes que presentan Síndrome Clínico Aislado (la primera manifestación de la enfermedad) y que presentan un riesgo alto de desarrollar Esclerosis Múltiple Clínicamente Definida.

Ésta mañana ha venido la fisio, el viernes vuelve y haré dos sesiones seguidas. Ha estado enseñándole a la chica que me ayuda, unos puntos de presión para desbloquear la rigidez muscular del brazo izquierdo.

Supongo que habréis visto la encuesta que he puesto.

Mañana más. Besos y abrazos.

3 comentarios:

Toni dijo...

Ya que has puesto la encuesta, te paso este enlace muy interesante y clarificador sobre la gripe A.
Es un poco largo (50 minutos) pero merece la pena.

http://vimeo.com/6790193
Un saludo

Anónimo dijo...

HOLA TONI:
QUE SABES DE LAS TERAPIAS CON APITOXINA DE ABEJA?
UN BESO FUERTE

Antonio Feliu dijo...

Hola Anónimo.

El 11 de julio del año pasado escribí esto aquí en el blog:

Las abejas dejaron de ser una amenaza para muchas personas enfermas y más bien se convierten en sus grandes aliadas.Con un piquete, doña Lourdes sabe que aliviará el dolor que le provoca la artritis desde hace 14 años.
Ella es una de las pacientes que recurrió a las abejas como terapia, que también alivian a personas con esclerosis múltiple.El tratamiento se conoce como “Apiterapia” y consiste en colocar el aguijón de la abeja en el lugar afectado, para que deje ahí su veneno.Antes del tratamiento, cada paciente se somete a pruebas para determinar su grado de sensibilidad al veneno de las abejas y para descartar el tratamiento en caso de personas alérgicas. Según experto españoles, el veneno de las abejas, conocido como apitoxina, tiene una capacidad antiflamatoria 100 veces superior a la de la cortisona y es aplicable a unas 500 enfermedades, entre ellas las que afectan a los huesos y al sistema respiratorio.El organismo se llega a acostumbrar externamente al veneno de las abejas, de manera que cada vez se aprecia menos la picadura en la piel, pero el veneno no pierde su capacidad reactiva en el enfermo.
Fuente: www.teletica.com/noticia-detalle.php?id=25863&idp=1

Beso

Toni